Roja azotea de piruletas y caramelos!

Eso debe ser lo que llaman felicidad! Como una roja azotea repleta de piruletas de colores, caramelos y gominolas de diferentes formas y tamaños. Con la inocencia de un niño.

Creo que a lo largo de mi vida he perdido la virginidad varias veces, tal vez sea el número, la calidad humana, o quizás la variedad, lo que hace contar las idas y venidas como experiencias positivas o negativas. Lo que pudo ser y lo que en realidad es. Lo que hice y dejé de hacer. Es todo ese cúmulo de vivencias lo que me hace ser como soy, no soy más que el resultado de mis actos. Lo llamaré doble karma o mejor doble ración de energía.

He vencido al tiempo en velocidad y ahora es el tiempo quien me lleva delantera. Corre delante de mi, se gira riéndose a carcajadas mientras me observa. Ya te atraparé le digo, frunzo el ceño y le señalo, ya te cogeré! Cuando mis pies se decidan a moverse, te alcanzare. Cuando los latidos de mi corazón sean tan fuertes que no me permitan quedarme estática. Sí, te alcanzaré!

Mi pensamiento es más veloz que mis pies, mi razón y mi lógica. Va más deprisa que mi sistema nervioso y las ordenes de movilidad de mi cuerpo llegan a mi cerebro un tanto retrasadas. Y me paro a mirar, porque cada vez que miro aprendo algo nuevo, escucho y de nuevo mi cerebro se pone en marcha aunque mis pies sigan anclados a este frío asfalto.

Y sonrío porque soy una persona alegre. Río una y otra vez. Miro, remiro y me imagino la vida de los demás como a mi me gustaría que fuese. Se que cada uno lleva a cuestas su propia novela. Que al buen poeta nunca le falta una sobrada dosis de dramatismo y romanticismo. Que me gusta el estado de melancolía porque cuando se me pasa la angustia soy más creativa. Me gusta psicoanalizarme, conocerme y reconocerme en cada estado de ánimo que vivo. Que soy pasional, visceral y que me entrego al limite. Porque soy un todo dentro de mi nada.

“Puedo resistirlo todo excepto la tentación” Oscar Wilde – Lilith-  Abrazo sincero!

Anuncios

Así soy… Y así me quiero!

No hay mayor constancia que mi propia inconstancia
Hoy pienso blanco mañana pienso negro… y que?
Si subes… bajo, si entras… salgo, si vienes… me voy
Si me aconsejas haré solo lo que yo quiera hacer
Me resisto a cambiar, me quiero así, con mis agobios
No soy perfecta ni quiero serlo, quiero ser yo
Sin esforzarme por gustar a nadie, sin intentar ser lo que no soy
Sin demostrar nada a nadie, sin esperar nada de nadie
Rebelde… sin causa

Si me agobias no te regalaré ni una sonrisa
déjame ser yo misma
Libre, mi alma ha de ser libre por siempre
Si me dices que no haga esto a aquello… lo haré
y lo haré con más convecimiento si cabe
Rebelde… moriré

Si escribo de amor, no pienses que estoy enamorada
es que me ha dado por ahí, o estoy más sensible, solo eso
Amo la vida, amo a mi hijo, mi padre, mis amigas
Ansío cariño, mimos, equilibrio, sentir mi alma llena
No quiero depender de nada, ni de nadie
Siempre Rebelde

Sonriente, alegre, transparente, sincera,
algo obsesiva y con algunas manías
Sin aparentar lo que los demás esperan de mi
con defectos, así nací, así soy y así me quiero.
-Lilith- (23/10/2008)
Y sigo igual! Abrazos de miércoles!

Vampiros emocionales…

“La realidad es la clarividencia de los idealistas” (Ana). Nada como una buena dosis de realidad, para pasar de andar de puntillas a poner los pies con firmeza en el suelo. 

Las personas idealistas, solemos aumentar (por no decir exagerar) las cualidades que percibimos en los demás, haciendo que sintamos cierta admiración acerca de valores, aptitudes y capacidades, existentes la mayoría de los casos, superficialmente. De manera, que situamos a ciertas personas en un lugar destacado en nuestras vidas, sin merecerlo.

Estamos rodeados de sujetos tóxicos. Estos seres, rara vez muestran sus verdaderas intenciones, son personas herméticas que apenas comparten temas personales contigo. Nunca sabes que piensan realmente, cuales son sus propósitos, pretensiones, objetivos y metas.

-En la enorme lista de patologías que hay, voy a tocar unas cuantas a modo de ejemplo.

El mentiroso: Son aquellas con las que sentimos que nunca son sinceras. Son excesivamente simpáticos y suelen tener una permanente sonrisa de oreja a oreja pero estar sobrecargados de falsedad.

¿Por qué son tóxicas?: Las personas que no son sinceras o auténticas suelen construir relaciones superficiales e interesadas. Cuando uno necesita de ellas, no estarán allí. Cuando realmente necesites una crítica constructiva, no esperes nada de ellos. Cuando necesites ayuda, no cuentes con ellos.

El manipulador: Estos individuos son expertos en las tácticas de la manipulación y el manejo (a veces non santo) de las personas. Con ellos, uno puede incluso no darse cuenta de que ha sido manipulado hasta que es demasiado tarde. Estas personas ven a otras como dispositivos para obtener lo que quieren.

¿Por qué son tóxicas?: Porque buscan alimentarse de tu sistema de creencias y tu autoestima. Siempre encuentran maneras de hacer que uno haga cosas que no queremos hacer y antes de que te des cuenta, pierdes tu sentido de identidad, tus prioridades personales y tu capacidad de ver la realidad de la situación. El mundo de repente se centra alrededor de sus necesidades y sus prioridades.

El narcisista: Tienen una extrema sensación de auto-importancia y creen que el mundo gira en torno a ellos. No son astutos como el manipulador, pero en cambio, tienden a ser poco abiertas acerca de cómo satisfacer sus necesidades. Todos adolescemos un poco de esta toxicidad.

¿Por qué son tóxicas?: Porque están exclusivamente centradas en sus necesidades, dejando las de otros de lado. Ellos obtienen energía haciendo que uno se centre en ellas.

Cabría añadir también;

El victimista-querulante: Te hace sentirte culpable de no ser tan desgraciado como él.

Los ladrones de tu tiempo: Gente que no tiene nada que hacer y lo viene a hacer contigo… o que se acuerda de ti únicamente cuando está solo/a, porque sabe que estás disponible para el/ella.

El amigable: Es amigo de todo el muundo… no deja de alagarte y decir que le caes bien, te adula e incluso planifica contigo. Hasta que compruebas, que su “amistad” es puramente superficial ya que ese mismo lenguaje lo utiliza con todo el mundo y no es más que una forma de hablar, que le abre puertas para conseguir sus objetivos.

La estupidez humana puede llegar a límites insospechables por conseguir lo que desea. Son seres que con palabras se va ganando tu vulnerable sensibilidad.

OJO AL DATO! INTENTAD RECONOCER A ESTE TIPO DE VAMPIROS EMOCIONALES ANTES DE QUE OS HAGAN DAÑO.  -Ana-

“El mapa no es el territorio”

Lo primero que he hecho nada más llegar, ha sido hacer una visita a la biblioteca del pueblo. Y aunque no tengo grandes dotes en cuanto a retentiva, leo, releo y vuelvo a leer, con el fin, de aprender sobre las relaciones humanas y mi propio comportamiento ante ellas. Aquí de nuevo, sin poder dejar de escribir, sacando todo aquello que me nubla la razón y oprime mis entrañas, todo lo que de algún modo me inquieta.

Me apasionan las relaciones interpersonales, la sociología, la antropología, la filosofía, la lingüística, las ciencias de la comunicación y la psicología.

Es curioso como las conversaciones dan lugar a relaciones y las relaciones son pura comunicación. Es difícil llegar a entenderse, teniendo en cuenta que somos seres únicos e irrepetibles, cada cual con su propio mapa acerca de la vida. A pesar de nuestras similitudes estructurales, (somos de la misma especie) cada persona tiene su propio mapa sobre el funcionamiento del mundo. Y cada cuál experimenta la vida según su mapa. El mapa personal se convierte en nuestra verdad. Que no significa que sea la verdad, son únicamente creencias y convencimientos personales. Nuestras creencias nos convencen tanto a nosotros mismos que nos las creemos incluso si ello nos limita.

No es bueno convertir las creencias en certezas, aunque podamos defenderlas ante los demás, no dejan de ser visiones hechas con nuestro propio mapa personal, diferentes a las visiones de cualquier otra persona con distinto mapa.

La mayoría de ocasiones, la comunicación no es eficaz, ni me explico, ni me entiendes, dando lugar al desencuentro. Y una sensación de impotencia, junto a un sentimiento de incomprensión se apodera de nosotros. Y un enorme vacío parece tragarse tu identidad.

“Si no te gusta lo que recibes, presta atención a lo que emites” Mientras nos relacionamos, ni nos vemos ni nos oímos a nosotros mismos. No podemos estar hablando y escuchándonos a la vez. De modo que únicamente captamos las expresiones y los tonos de voz de nuestro interlocutor. “El significado de mi comunicación se mide por la respuesta que obtengo del otro”.

Establecer una relación, por breve que sea, pone en juego nuestras habilidades sociales. Hay varios niveles de comunicación;

– Superficial o Tópica
– Social
– Personal
– Emocional
– Interpersonal

A medida que conocemos a las personas y profundizamos en la relación vamos pasando por los niveles de una forma natural. Y suponemos que cuanto más estrechas son las relaciones, más interpersonales son. Pues, no… hay personas a las que le cuesta mucho hablar de ellas mismas y peor aún expresar los sentimientos que les podamos despertar. Del mismo modo, existen personas que no tienen ningún prejuicio a la hora de contarle a la gente no solo su vida, sino lo que sienten u opinan del otro. Cada persona se siente más cómoda en un nivel que en otro. En nosotros está el distinguir en que nivel se encuentra nuestro interlocutor, respetarlo o acompañarlo a otro nivel.

No existe una pauta que siempre funcione de la misma manera. Depende únicamente de la relación que se establezca con nuestro interlocutor y de las impresiones que nos produzca el encuentro.

Con todo esto en vuestras manos, os deseo un buen inicio en todas las relaciones, sean del tipo que sean, que os aporten encuentros y no desencuentros.

Besos – Ana-

Evolución

Como bien dice Nestorleont:

“Yo he llegado a pensar que el ser humano no cambia sino que evoluciona….y con esto creo entender que todas las personas son de una forma especifica y pueden ir cambiando de opinión de acuerdo a una situación particular y que si en el pasado se comportó de una forma distinta que en el presente es porque tal vez en su momento le falto valor para hacerlo y ahora es capaz de asumir las consecuencias de la misma forma que en el futuro podrá actuar de forma diferente aunque en esencia siga siendo el mismo ser humano pero evolucionado para mejor o para peor…”
(Os invito a visitar su blog;  http://nestorleont.wordpress.com/)

El ser humano está en continua evolución. En mi entrada: https://tsutomu5.wordpress.com/2011/06/13/finalizando-mi-tesis-d/ hablé de que el ser humano es cambiante y está directamente ligado al tema de la  evolución… veréis; “Según mi opinión, el ser humano es cambiante, en función de sus vivencias y experiencias propias o ajenas, esto le hace ir creando pensamientos nuevos, dicho de otro modo, va  cambiando su forma de pensar, evoluciona en cuanto a pensamientos y evoluciona como persona, a eso me refería al decir que el ser humano es cambiante. Estoy totalmente de acuerdo con la reflexión de nestorleont, aunque lo haya explicado de modo diferente.

Gotasmar,  me han encantado tus palabras: “Soy enemiga de prejuzgar, de cuestionar sin tener datos o simplemente elimino de mi vida todo tipo de prejuicios, porque nuestro mundo interior es eso, interior y tiene que ser respetado y desde luego es particular y muy nuestro, quizás una de las cosas que nos diferencian a unos de otros además del aspecto físico, material, religioso o de cualquier otra índole superficial…” http://gotasmar.wordpress.com/ muy buenas tus entradas, son como la vida misma de cada uno de nosotros. Genial.

Ana Azul, tus palabras siempre reconfortan, y tus entradas están llenas de sentimiento, se palpa en cada línea que escribes. http://anazulada.wordpress.com/ 

Susana, bienvenida a mi blog, gracias por dedicar una parte de tu tiempo a leer alguna de mis entradas. He entrado a tu blog y haré lo propio con tus escritos, tus entradas me parecen muy interesantes. http://susana-minuevavida.blogspot.com/

Estoy un tanto alejada de Internet y no es por ninguna causa en concreto, simplemente, he pasado de ser adicta a las redes sociales a pasar de ellas literalmente, esta es la evolución de la que hablo 🙂 No por ello, he dejado de leer aquellos blogs a los que estoy suscrita, aunque no entre en ellos, cuando entro a consultar mi correo, aprovecho para leer vuestras entradas. Las leo con detenimiento ya que de todos vuestros escritos aprendo y me nutre.

Entré en Internet cuando tenía 39 años y creé dos cuentas de correo, esta y otra en la que tan solo tengo 8 personas. En la primera… acumulé tal número de personas… que me saturé y opté por eliminar dicha cuenta, en messenger, facebook y badoo. Para dedicarme a vivir más plenamente y disfrutar de aquellas aficiones que por falta de tiempo tenía descuidadas.  “Todo aquello que me condiciona me priva de libertad” con este pensamiento dejé las redes sociales. Únicamente me queda la cuenta arriba indicada, de modo que si alguien de forma sana le apetece agregarse, estaré encantada de poder compartir pensamientos y opiniones diversas.

Me voy a tomar unas semanas sabáticas, os deseo un feliz verano. Y sobre todo si en algún momento os invade el agobio, la apatía, la falta de interés o la tristeza, pensad que todo es transitorio, nada es permanente. Todo fluye, todo está en continuo movimiento, todo evoluciona”. “Si hoy pintan bastos… mañana pintarán copas”.

Un abrazo de corazón y feliz verano. -Ana-

Finalizando mi tésis!

Desde hace tiempo, trato de entender el comportamiento humano y como si de un estudio sociológico se tratase, observo y examino a cuantos me rodean con el único fin de entender sus reacciones y las mías propias.

Leo para  poder interpretar a los demás y sobre todo para conocerme a mi misma. Cada filósofo, cada pensador, amplía y me plantea más dudas acerca del sentido de la vida.

Después de mucho leer, de conocer gente variopinta, de diferente cultura, religión y color de piel, no puedo más que llegar a la conclusión de que el ser humano es cambiante, es por ello que es prácticamente imposible entender los comportamientos ajenos, cuando de hecho, no somos capaces de conocer nuestra propia conducta.

Dichas pautas, están directamente relacionadas con la herencia genética, con comportamientos heredados (aprendidos de nuestros padres), el entorno social-cultural y con los medios de que disponga la persona para así desarrollarse de forma individual y colectiva.

Teniendo en cuenta que no pensamos lo mismo que cuando eramos adolescentes, y que ni tan siquiera nuestro pensamiento acerca de las cosas es el mismo que tuvimos la semana pasada o ayer sin ir más lejos.

La conclusión a la que me lleva mi reflexión continua acerca del porqué y del sentido de la vida, es que la vida no es el camino hacía un fin, sino que el fin es vivir aceptando que somos seres humanos, imperfectos y cambiantes. Hemos de aceptar nuestros propios errores para poder así aceptar a los demás con sus diferentes formas de ser y hacer, sin que ello sea un motivo de frustración para nosotros sino es como esperamos.

El ser humano se equivoca continuamente, sinó fuese así no aprenderíamos, es necesario cometer errores para aprender sobre las consecuencias. Y si no aprendemos, repetiremos dicho error tantas veces como sea necesario hasta asimilar bien la lección. Es fundamental aceptar los errores de los demás como algo natural y así aceptaremos los nuestros  sin demasiadas frustraciones.

” Cada pensamiento surge y esta ligado a una cierta combinación de conexiones neuronales físicas. Cuando tenemos un pensamiento nuevo es porque hemos creado un circuito nuevo. El proceso de evolución y selección de procesos mentales dura toda la vida (con la edad igual va a menos)” Darwin

Un super abrazo filosófico 😀  -Ana-

Introspección y reflexión.

Se puede hacer daño de muchas formas, no necesariamente el dolor ha de ser físico. cuando hablo de daño, me refiero a la angustia, desconsuelo y padecimiento, que provoca en nosotros ciertas actitudes, cierto trato y ciertas palabras.  Mucha culpa de lo que pasa en las relaciones actuales, tiene que ver con el lenguaje que se utiliza en Internet.

Hay personas que por carecer de valores o de escrúpulos, utilizan la palabra como acercamiento hacia los demás para conseguir sus propios fines. Por ejemplo utilizando la palabra “amistad” o bien utilizando una jerga de camaradería, mediante la cual saben que obtendrán una aproximación, que dará lugar a una reunión amistosa y a su vez les acercará a su objetivo “sexo sin riesgos y gratis”.

Es raro en este mundo de Internet, encontrar personas sinceras, transparentes y que vayan de frente. Este medio es ideal para que ciertos personajes, a través de la mentira, busquen cualquier otra cosa menos amistad real. Algunas de ellas, llevan tanto tiempo mintiendo que acaba convirtiéndose en un hábito, haciendo de este, un trastorno psicológico, una patología. En ocasiones por falta de autoestima o bien porque se deben creer más listos que los demás… y eso les dispara la adrenalina.

Deberían hacer un manual para principiantes en Internet, con un título así de expresivo; “Como chatear y no morir en el intento” pensado sobre todo en aquellas personas de ley, que se adentran en este medio, con el fin de ampliar su círculo de amistades, extrapolan dichas amistades virtuales a la vida real y se dan una leche porque ni son amistades ni son nada.

A veces la interpretación que uno puede hacer de las señales de la otra persona, puede ser errónea y marcada por los deseos de uno… cuando claramente no es así (lenguaje chatero). Por eso conviene ser cauta en este medio,  pedir opinión a una amiga, a alguien cercano y de confianza, que de modo neutral y objetivo nos dé su visión de los hechos. Porque el amor, el cariño, la contención, la ternura o el erotismo… saben mucho mejor cuando son genuinos y nos nace de dentro.

En la red, el amor es pasajero, el sexo frecuente… y las almas vacías. Intenta sobre todo no involucrarte en la etapa histérica de esta humanidad superficial. Es el único modo de sobrevivir en este mundo sin que te hagan daño.

A veces, sin que hayan motivos aparentes, cuando deberíamos sentirnos bien, nos sentimos insatisfechos, trasladando ese sentimiento hacia los que nos rodean, cuando en realidad, esa insatisfacción es con uno mismo. Es falta de entendernos mejor, de querernos más y de sentir que somos válidos ante todo aquello que nos propongamos. Ahí es cuando algún desaprensivo aprovecha para darnos caza, seducirnos… y a por otra presa.

En estado de letargo, en proceso de cambio, no agito las alas, hago una introspección, intento entenderme y ser consecuente. Aparto aquello que solo me proporciona vacío y me aferro a mi débil voluntad para dar pequeños pasos. Las palabras son un arma poderosa… pero cuando los actos no son consecuentes a las palabras… estas… pierden toda su credibilidad… pierden su valor.

Es difícil cambiar costumbres, sobre todo cuando la fuerza de la costumbre es mayor que la propia voluntad. Son invisibles lazos casi imposibles de romper pero que cuando por fin consigues romperlos… hallas tu propia libertad. En proceso de romper lazos que crean dependencia emocional, aislando la indiferencia de seres primarios, para quienes únicamente prevalece el deseo sexual y con serios problemas afectivos. Despierto mi voluntad… levanto mi rostro, miro al horizonte, no fijo mi vista en ningún punto concreto, soy YO ante el mundo.  -Ana-

“Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti”.  Friedrich Wilhelm Nietzsche

Ecce homo (Friedrich Nietzsche)

El trato con los humanos me hace armarme de paciencia y superarme continuamente (como diría Nietzsche) ante una sociedad tan falsa como hipócrita y con una doble moral. Mi exceso de idealismo me hace darme de bruces con la realidad más cruda, todo, absolutamente todo, se mueve por intereses.

Todos nos creemos en poder de la verdad, fijaros en las religiones, todos pensamos que la nuestra es la buena… ja! cuanta falsedad, cuanta hipocresía, paraos a pensar…  los países que actualmente están en guerra son aquellos que profesan la fe Islámica, sí, los musulmanes, radicales  y extremistas, que rezan un Coran que ni siquiera entienden por estar escrito en árabe y hablar cualquier otro idioma o dialecto. Que se creen más cerca de Alá, por rezar varias veces al día para expiar los pecados que cometen en las horas restantes que no dedican al rezo. Con un enorme exceso de vanidad y orgullo, faltos de humildad, nos dan lecciones sobre una moral ilógica en la práctica.

La religión católica, con su contradictoria fiesta pagana… sumidos en una profunda crisis de fe, nos refugiamos en un Dios que hace mucho que se olvidó de nosotros y veneramos a unos representantes de la iglesia exentos de moralidad y ética y en algunos casos metidos en la más oscura pederastia.

Sí, cuanto más conozco a los hombres… más quiero a mi perro (y conste que no tengo perro) Pero si bien es cierto, que cuanto más se acerca uno a los pensamientos, padecimientos y preocupaciones ajenas más nos alejamos de nosotros mismos. No entiendo a la sociedad actual, es inútil intentar hacer cambios en los demás, como inútil es intentar entender el comportamiento ajeno, como inútil es esperar recibir una mínima parte de lo que uno da. Principalmente porque somos seres únicos e irrepetibles, con nuestros propios pensamientos y sentimientos. Y nos movemos por deseos primarios e instintos básicos.

Tanto idealismo ha hecho que la realidad pierda su valor, su sentido y su veracidad, en la medida en que se ha fingido un mundo ideal, acostumbrados a vivir en un mundo aparente, tratamos de entender el mundo verdadero. Idealizamos las situaciones más insignificantes de nuestra vida cotidiana e idealizamos cualquier tipo de relación haciendo que nos afecte cualquier variación que sufra. O sufriendo innecesariamente si no recibimos lo que esperamos. La vida no solo nos trae aquello que nos es positivo para nuestro bienestar, lo negativo también nos enseña y no podemos dejarlo a un lado, puesto  que todo tiene una cara oculta, un contrario, como el yin y el yang, el bien y el mal, la oscuridad y la luz. La vida es el camino hacia nuestro propio entendimiento de la realidad a la que nos enfrentamos diariamente.  -Ana-

Caleidoscopio

Mil y una manera de ver la vida a través de un caleidoscopio, su prisma te dá infinidad de imágenes, mil colores, mil formas, mil mandalas, mil sueños.

Idealismo trascendental que me atrapa sin piedad y me sumerge en el mundo de las sombras del pensamiento. Representaciones sin existencia propia e independiente. Que llegan hasta mi propia conciencia y luchan por el conocimiento de lo absoluto, quedándome unicamente en lo intuitivo. Demasiado humana, demasiado sensible, buscando respuestas a preguntas sobre aquello que me es accesible o inaccesible dentro de mi existencia.

Lo racional, el conocimiento, la razón, lo innato frente a lo empírico, la experiencia y los sentidos como base del conocimiento, encontrando en lo sensible mi justificación a mis propias limitaciones y mis actitudes vitales. La experiencia me lleva a la reflexión, sin manuales sobre como aprender a vivir o sobrevivir, tan solo me queda la veteranía que me lleva al conocimiento a posteriori basado en mis propias experiencias.

Experiencias derivadas de impresiones sensoriales a medida que la vida de una persona prosigue. Formadas por sensaciones provenientes de los sentidos y por nuestra propia reflexión, pensamientos, memorias…  creando ideas simples o complejas. Las ideas simples las creamos de un modo pasivo en la mente y las ideas complejas se crean después de la combinación, comparación o abstracción de las ideas simples.

Transparente, trascendental y subjetiva… soy YO,  mil versiones basadas siempre en mi mundología. El registro de la experiencia se realiza desde lo subgetivo, lo individual, lo propio, lo diferente del otro. Una misma experiencia vivida por personas diferentes adquiere valores únicos en cada uno. La carga emocional adjudicada es dada por quien lo vive y solo comprendida por él.

Todo lo escrito es en base a mi punto de vista y por lo tanto influido por mis propias experiencias y vivencias personales. Como ser humano único e irrepetible.  -Ana-

Amistades intimas

Las amigas intimas suelen crear fuertes lazos, vínculos muy cerrados, debido a la confianza que se suele alcanzar con el paso del tiempo. Dicha confianza, hace que uno sea sabedor de todos los “secretos” y de todo aquello que pueda poner a la otra persona en un compromiso. 

Se suele dar sobre todo entre mujeres, es una relación fraternal, muy estrecha, donde se comparte todo y no hay reservas. Este tipo de amistad, tiene un lado bueno, que tienes a alguien que te entiende, que comprende tu situación y sabe como te sientes en todo momento, gracias a una gran empatía mutua y a los fuertes lazos de la confianza mutua. Por otro lado, es una arma de doble filo, si la amistad se rompe por algún mal entendido o por diferencias, es una auténtica bomba de relojería, ya que puede salir todo… y digo todo… a la palestra, teniendo en cuenta la situación personal de cada cual y las consecuencias que pueda acarrear todo ello.

Mi reflexión es la siguiente: Creo que la amistad es esencial en nuestras vidas, aunque creo conveniente acotar, poner un límite a esa intimidad compartida. Es importante que aquello que sea valioso, en cuanto a información personal, quede exclusivamente en nuestro banco de memoria. Pese a perder el sentido de compartir experiencias personales con amigas intimas. Se puede seguir compartiendo… pero hasta cierto punto.

El sentido de la amistad en la sociedad

El ser humano es social por naturaleza, crece y madura con el trato con otras personas. Y así como la familia nos proporciona fundamentalmente compañía, afecto cotidiano, apoyo incondicional, estabilidad emocional y una dimensión trascendental de la vida (un proyecto compartido, el progreso de nuestros hijos), los amigos aportan preferentemente aire fresco, diversidad, entretenimiento, la posibilidad de desarrollar aficiones y de comunicarnos en un ambiente de cordialidad y desenfado. Pero no todos los amigos son igual de importantes; hablemos hoy de esos que muestran interés por lo que nos ocurre, de los que siempre están dispuestos a aportarnos consejo, apoyo, cercanía y afecto; en otras palabras, los buenos amigos, los imprescindibles.

La mayor parte de nosotros tiene amigos, o los ha tenido. Pero, con el paso del tiempo, cambiamos de manera de ser, nos casamos y tenemos hijos y eso nos lleva a centrarnos en otras prioridades. Otros obstáculos son la distancia motivada, por ejemplo, por un cambio de residencia. Un posible freno más: compartir amigos con nuestra pareja y con sus amigos. Cada persona, de todos modos, es un mundo: algunas gustan de amistades íntimas y otras prefieren una relación más superficial, pero también hay quien tiene unos pocos amigos íntimos mientras que con los otros comparte la vida social menos personal. La clave no es tener muchos amigos, sino los suficientes para satisfacer nuestra necesidad de relación ajena a la familia, los vecinos o el trabajo.

La amistad es una relación de reciprocidad. No vale que se quiera mantener una amistad con alguien, ambas personas han de desearlo y deben participar de un similar concepto de lo que significa la amistad y de la implicación que conlleva. Para reflexionar y para decidir sobre nuestras dudas, para admitir sin derrumbarnos las frustraciones y el dolor, necesitamos experiencias, conocimientos y seguridades que han de provenir también de nuestro exterior y de nuestra familia. Gracias a los amigos nos vamos conociendo, nos desarrollamos y tenemos la compañía necesaria para recorrer la vida sin miedo excesivo a las caídas, ya que actúan como amortiguador, como un punto de apoyo para seguir adelante. No con todos los amigos mantenemos la misma cercanía emocional. La diferencia estriba en cuánto y cómo compartimos, en el grado de implicación e intimidad en el que interactuamos. Las situaciones difíciles por las que todos pasamos se encargan de distinguir la calidad de nuestras amistades.

-Ana-

Perfil Egocéntrico

“Una persona es egocéntrica por la falta de autoestima. Por lo general, esa persona ha tenido su percepción de auto imagen por el suelo y quiere llamar la atención, ser el centro del universo. Esta es la única forma de percibir su mundo.

Para disminuir el egocentrismo es importante empezar por elevar el autoestima, conocer sus potenciales reales, sus cualidades, asumirlos y empezar a borrar su egocentrismo. Una persona que es grande sabe que no necesita ser el centro de atención. Es importante que esa persona sepa enfocarse en lo bueno que es, darse cuenta que al igual que todos los seres humanos tiene un punto diferenciador”.

Perfil de un egocéntrico
1 No es capaz de ponerse en los zapatos del otro.
2 Subestima el trabajo de los demás.
3 Se cree el centro o eje de los lugares.
4 Está convencido de que sus opiniones e intereses son los mejores
5 Tiene un sentimiento de omnipotencia.
6 Ambición, vanidad o exhibicionismo son parte de sus comportamientos.
7 No tiene en cuenta a los demás.
8 Por lo general se proyectan seguros, pero es una forma de creerse lo que piensan ante sus inseguridades.
9 Busca la admiración de los demás, debido a problemas de autoestima. Es impulsivo y no le importan los sentimientos de los demás.
10 No puede con las críticas. Reacciona con rabia, vergüenza o humillación.
11 Puede llegar a sentir envidia de alguien que tenga un perfil superior a él.
12 Le encanta recibir gratificaciones públicas y la gran parte de su tiempo se vanagloria de sus éxitos.
13 Busca que otros le brinden admiración. Incluso quiere tener discípulos. Se aprovecha de otros para lograr las metas propias. (Eduardo Navas / Psicólogo social)

Una relación de pareja con una persona egocéntrica se puede mantener en el tiempo, bajo el “sacrificio” constante de la persona que forma la otra parte,  pero el funcionamiento al punto que permita la satisfacción que es indispensable en una relación queda en entredicho. El enamoramiento o apego pasa a verdadero amor a partir de sueños, gustos, proyectos y compromisos compartidos que no se van a poder realizar con una persona que sólo piensa en sí misma, como es el caso del egocéntrico. El egocéntrico no acompaña, absorbe. Estar pensando todo el tiempo cómo satisfacer a otro sin importar los propios focos de realización personal, termina cansando y acabando cualquier relación.

¿Cómo empezar a trabajar personalmente en este problema?
Es importante la fase de reconocimiento que incluye:
Ser respetuoso. Aceptar que los otros que nos rodean tienen ideas propias, conocimientos y capacidades que no es que sean mejores o peores, sino que nos complementan, entonces, tienen el mismo derecho de expresarse, participar, equivocarse y crecer. Tener experiencias propias es vivir.     

Saber escuchar. Es estar dispuesto a oír, esto incluye la comunicación verbal y actitudinal; mirar a los ojos, tomar posición de interés en lo que se oye, involucrarse en la conversación; que ésta se convierta en un intercambio de saberes.  
Reconocer la importancia del aporte de los demás. Esto se logra a partir del reconocimiento de que este mundo sería invivible si todos fueran como uno es.

Mostrarse dispuesto a aprender. Quien crea que es producto terminado, que no tiene nada que aprender, se cierra a la vida que es una constante de aprendizaje, todos los días nuestro cerebro y nuestro mundo se alimenta de nuevo conocimiento y ese se adquiere en el intercambio de mi experiencia más la experiencia del otro.  (Ruth Carmenza Ramírez / Psicóloga especialista en Neuropsicología y Salud Ocupacional)

http://www.vanguardia.com/historico/20177-egocentrico-no-perfecto

Personalidad Narcisista

En ocasiones, algunas actitudes soberbias o de presunción son catalogadas como narcisismo, pero la realidad es que este comportamiento va mucho más allá, porque una persona con este tipo de conducta se cree enormemente importante y por encima de los demás, lo que incluye a su familia, pareja y amistades.

Asimismo, tiene gran necesidad de sentirse aprobado, considera que merece admiración y respeto, y que todos aquellos con quienes convive deben satisfacer sus deseos y otorgarle trato especial (por ejemplo, perdonar sus deudas). Por supuesto, le gusta ser el centro de atención y conversación.

Pero esto es apenas el principio, pues son muchas más las “virtudes” de este tipo de sujetos, entre ellas:

Falta de empatía.  No es capaz de ponerse en el lugar del otro y compartir sus sentimientos (se puede ofender si, por ejemplo, un amigo le dice que no puede ir a su fiesta porque su madre acaba de ingresar al hospital), además de que se muestra insensible y desconfía de los demás.

Desdeña a su pareja. Cree que debe ser querido incondicionalmente, así como ser la parte más importante en la vida de su contra parte amorosa, pues considera que ésta debe estar deseosa de satisfacer todas sus necesidades; de lo contrario, le retirará su amor.

Negación. Desconoce su verdadera personalidad y adora la imagen sobrevalorada que tiene de sí mismo, por lo cual niega algún estado depresivo y cualquier trauma que haya podido sufrir. Es común que durante psicoterapia niegue tener algún tipo de problema.

Envidia. Siente celos de lo que tienen otras personas, y tiene la certeza de que los demás aspiran a ser como él y a poseer sus pertenencias materiales. Aunque se sabe que prefiere la lógica a los sentimientos, desearía tener la capacidad de ponerse en los zapatos del otro y ostentar un carácter accesible.

Arrogancia. Se ofende con facilidad y reacciona con rabia cuando lo critican, tratando de destruir o humillar a quien se atreve a hacerlo; es común que en estas circunstancias arme tal discusión que sus interlocutores prefieren darle la razón.

Manipulación. Ya que considera que los demás están destinados a satisfacer sus necesidades no duda en manipularlos y tratarlos como objetos que sirven para lograr sus objetivos.

Fantasías. Imagina que logrará éxito, admiración, belleza y poder en cantidades ilimitadas, aunque también aspira a encontrar el amor ideal y perfecto.

Cree ser el mejor. En la escuela tiene la plena certeza de ser superior a sus compañeros y maestros. Despide una imagen de gran seguridad en sí mismo, por lo que puede convencer a otros de que no hay nadie mejor que él; por ello, suele conseguir grandes logros en su trabajo, aunque su naturaleza puede perjudicarlo debido a que no tolera que sus propuestas sean rechazadas y, como piensa que lo sabe todo, no se preocupa por actualizarse. Es decir, emite gran cantidad de pretextos antes de aceptar un fracaso, y prefiere no arriesgarse a fallar.

Interpretación distorsionada. Exagera sus éxitos y se adjudica mayores habilidades que los demás al conseguirlos, pero si fracasa las cosas cambian, pues lo atribuye a circunstancias externas y a la mala suerte.

Las personas que rinden culto al ego en realidad carecen de madurez emocional y tienen disminuida su autoestima, de tal forma que sienten que su valor individual es casi nulo pero, paradójicamente, en lugar de transformar su conducta para ser aceptados socialmente ocultan tales sentimientos y crean una fantasía de grandeza y superioridad que compense lo que ocurre en la realidad.

Así, como internamente sabe que su ego es falso, necesita demostrar continuamente dicha superioridad a través de la aprobación y elogios de las personas con las que convive. Por ello, cuando lo critican reacciona con rabia excesiva, ya que considera que su valía personal ha sido amenazada y trata de destruir a quien considera que lo humilló para demostrar que lo que se dijo de él es falso. De esta manera, intenta recuperar su imagen ante los demás.

Sin embargo, de poco le valdrá actuar de este modo pues, como ya se explicó, un narcisista es emocionalmente inmaduro, se preocupa excesivamente por sí mismo y es incapaz de pensar en el prójimo; no entiende, por supuesto, que cada individuo tiene sus propias necesidades y aspiraciones, así como la libertad para actuar como mejor le plazca.

Cómo tratar al narcisista
Es conveniente no relacionarse emocionalmente con alguien así, ya que la necesidad de sentirse superior puede provocar actitudes de insensibilidad, arrogancia y pedantería. En todo caso, hay que procurar tomar conciencia de la problemática y no permitir que lo que le diga le afecte.

  • No intente cambiarlo, probablemente sólo conseguirá que se enoje; por tanto, piense que es más fácil modificar su comportamiento que el del narcisista.
  • Es evidente que un individuo de esta clase quiere ser siempre el centro de atención y sentirse importante -lo cual puede ser muy molesto para los demás-, pero hay que tener un poco de paciencia y, de vez en cuando, escuchar las historias acerca de sus grandes logros o decirle algo que lo elogie. Recuerde que en el fondo se cree una persona sin valor e indigna de ser amada por sí misma, por lo que mucho ayudará demostrarle que esto no es cierto.
  • Difícilmente un narcisista se preocupará por los problemas de los demás, por lo que es mejor mantener una relación superficial. Si, por ejemplo, usted se siente preocupado o deprimido y quiere compartir sus experiencias con una de estas personas es muy probable que a él no le agrade la idea y rechace escuchar cualquier confidencia de esta naturaleza. Por ello, en estos casos, será mejor buscar a alguien más receptivo y no caer en la tentación de desahogarse en un egocentra.(Anónimo-sacado del google)
Es fundamental, a la hora de entablar relaciones, reflexionar acerca de nuestras necesidades e intentar encontrar una persona que sea lo más afín a nosotros. Una cosa es lo que queremos y otra lo que necesitamos. Debemos hacernos esta pregunta, ¿que cualidades valoro de una persona?
Inteligencia, sensibilidad, empatía, tolerancia, sinceridad, humildad, lealtad, honestidad, solidaridad, identidad, respeto, equidad, etc… y si la persona no cumple un mínimo, ya no es lo que necesitamos, así que para que perder el tiempo.  Un abrazo. -Ana-

Sociedad superficial

Tengo la ligera sospecha, que cuando uno está mal… todo lo que te rodea… conspira para que aún te encuentres peor. Me explico… no os ha pasado alguna vez, tener un mal día o simplemente estar baja de ánimos, comentarlo a algún conocido/a:

Verás, hoy no tengo un buen día, me levanté algo decaída…  y parece que lo único que se les ocurre responder es:

A mí, es que no me gusta ir dando pena… pues yo estoy muy bien… hay chica… pues no entiendo porqué te sientes mal…  y te cambian de tema… ala a otra cosa mariposa 🙂

Acaso no saben ponerse en el lugar de la otra persona, e intentar entender como se siente? Pues no, no saben o no quieren…

Al final uno aprende  que es mejor decir siempre: – estoy muy bien… que ser sincera y decir en cada momento como te sientes, total… o toman distancia y no se implican o te cuestionan y aún te sientes peor 😦

Está comprobado que las personas solo queremos compartir cosas agradables, si son cosas para lamentarse… como que la peña se dispersa. Así está la sociedad, llenita de personas cada vez más superficiales, que se utilizan y reutilizan como si de un kleenex se tratase. Tratan de no implicarse lo más mínimo y lo único que hacen es reír las gracias ajenas.

En definitiva, cada día empatizamos menos o más bien nada. Queremos ser escuchados, que nos aconsejen, que nos entiendan, pero hay… que no nos suelten el rollo que nos dispersamos rapidito.

La empatía es una habilidad social y para que pueda desarrollarse en consideración, deben tenerse en cuenta algunas capacidades del comportamiento tales como: 

La calidad de interrelación, El desarrollo moral, La agresividad, y El altruismo (generosidad).

También debemos tener en cuenta:

Las respuestas emocionales,
El bienestar que orientamos hacia las otras personas, y
Algunos sentimientos empáticos (simpatía, compasión y ternura).

Ser empáticos es simplemente ser capaces de entender emocionalmente a las personas, lo cual es muy importante en las relaciones interpersonales.

Hombres carentes de empatía:

(Texto extraído del libro de Enrique Rojas, El hombre light)

El famoso psiquiatra y escritor español Enrique Rojas publicó en 1992 un libro titulado El hombre light, en el que compara la oleada de productos «light» que invadió el mercado en la década de los años 80 -Coca Cola sin cafeína, cerveza sin alcohol, margarina sin grasa, y edulcorantes sin azúcar- con un nuevo tipo de persona que carece de substancia, que es sólo apariencia, máscara, sin nada por dentro. Muy aplicable en este 2011, de modo que el hombre no evoluciona o evoluciona más bien poco.

Lo «light» está de moda, y con ello toda una forma nueva de ver la vida: todo light, flojo, reducido, aguado, vacío de contenido.

Rojas asevera que en este nuevo clima psicológico está surgiendo un nuevo modelo de persona: el «hombre light». Puede describírsele de la siguiente forma: un hombre indiferente a los valores trascendentes, que hace del dinero, del poder, del éxito, del sexo, del narcisismo y del pasarlo bien, la totalidad y el contenido de su vida. Carece de creencias firmes y no acepta que haya una verdad absoluta -aunque tiene un deseo insaciable de información-. Quiere saberlo todo, no para cambiar o mejorar sino, simplemente, para conocer lo que está pasando.

El «hombre light» posee cuatro atributos característicos: hedonismo, consumismo, permisivismo y relativismo. Padece de un exceso de «cosas» y de una correspondiente carencia de valores. Harto y aburrido de la vida, busca una felicidad «a la carta». Su pensamiento es débil e inconsistente; sus convicciones, tambaleantes. En conjunto, el «hombre light» es una persona que no tiene puntos de referencia; no posee una meta en la vida ni un ideal que dé sentido a sus empresas.

En contraste con este tipo de hombre frágil, Rojas presenta otro modelo: el «hombre sólido». Mientras el «hombre ligth» avanza en todo, menos en lo más importante, el «hombre sólido» se compromete, se esfuerza; es consistente, profundo y moralmente auténtico; se sobrepone al escepticismo cínico reinante y es capaz de subir al plano espiritual para descubrir cuanto tiene de bello, noble y grande la existencia.

El «hombre sólido» es una persona madura. Su vida tiene una dirección y sus acciones encajan perfectamente dentro del significado de toda su existencia. La madurez es solidez. La madurez desemboca en ideales y genera la firmeza para mantenerse fiel a ellos. En términos parecidos, el padre Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, describe la diferencia básica entre el hombre maduro y el inmaduro: «La historia y la mentalidad modernas nos han acostumbrado a clasificar a los hombres en buenos y malvados, listos y tontos, ricos y pobres; pero tengo para mí que hay una distinción más básica y más en consonancia con lo que es el hombre; yo los separaría en generosos y egoístas, batalladores y sensuales. El egoísmo y la magnanimidad, la sensualidad y la lucha han partido al mundo en dos bandos penetrando todas las razas, las culturas, las edades y las estructuras sociales. Al fin y al cabo se puede ser materialmente el más pobre del mundo y el más tonto, pero si hay generosidad y espíritu de trabajo y conquista, ahí está un hombre que tiene su centro más arriba de sí mismo, un hombre que se ha tomado la vida en serio y ha puesto su ideal a rendir, un hombre abierto.  

Se admiten propuestas, opiniones y demás.  -Ana-

Escala de valores

Es curioso, como con el tiempo, cambia la percepción que tenemos de las cosas. Lo muy importante pasa a ser menos significativo y aquello que un día nos hizo perder la calma, se releva a un segundo plano, pasando de ser primordial a ser secundario. Los seres humanos aprendemos, sí, de forma lenta, a cuenta gotas, sin apenas darnos cuenta, pero aprendemos. 

Y aprendemos pese a estar en ocasiones metidos en un bucle cerrado de costumbres repetitivas y reincidentes, que nos ocasiona ansiedad y desestabiliza todos nuestros parámetros emocionales, dejando nuestra autoestima bajo mínimos.  Aparentemente parece que no conseguiremos salir nunca de el… sin embargo si echamos la vista atrás, podemos ver que esos pequeños pasos… han sido avances significativos en nuestra conducta, leves, sí, pero gracias a esos pasos hemos salido de ese bucle.

Me siento bien, estoy en calma y lo que ayer me hacía correr… hoy no me moviliza. He salido del bucle, tengo el poder de decidir que quiero o no hacer y la capacidad de mantener la quietud aunque mi respuesta sea  NO.

Siento que por fin he conseguido mantener cierto auto control ante cualquier estímulo y ante cualquier tentación. Intento hacer lo que quiero y sobre todo… me paro a pensar antes de tomar una decisión, por superficial que sea. He perdido frescura, de eso no me cabe la menor duda, he pasado de ser una persona impulsiva a pararme a pensar antes de actuar. Pero he conseguido esa serenidad que me hacía falta, soy algo más firme y tengo más determinación. Sigo siendo apasionada y pasional, pero no lo muestro en exceso.

En definitiva, estoy contenta, después de… un largo periodo de tiempo, soy capaz de tomar decisiones de forma fría (con una actitud más distante) capaz de no movilizarme ante cualquier estímulo… por apetecible que este me resulte y me involucro bastante menos en las cosas… mundanas.  -Ana-

Acción, reacción

Si ejercemos una acción… la que sea, siempre dará lugar a una reacción. Ya sea cuando interaccionamos entre objetos o bien entre personas. Según Newton esa reacción sería opuesta y de igual intensidad a nuestra acción. De modo que las fuerzas funcionan a pares y simultáneamente. Esta teoría Newtoniana, también se podría aplicar a los seres humanos en el campo sentimental, por ejemplo:

– Cuando alguien se enamora de otra persona, puede haber dos posibilidades:

– si la primera se declara y la segunda acepta, se produce la suma de ambos sentimientos y en consecuencia la relación sí se daría por satisfecha.

– si la persona se declara y la segunda no acepta dicha relación, la primera intentará insistir con fuerza, para que la segunda persona reaccione. Pero lo único que provocará es un enorme ensimismamiento de ésta y por consiguiente, provocará un rechazo, con la misma fuerza que la primera ha empleado para lograr su corazón.

Según el diccionario:

La acción, es el ejercicio de la posibilidad de hacer o el resultado de este hacer.  Acción es un hecho o acto voluntario.

La reacción, es una acción que obra en sentido contrario a otra acción, ofreciendo resistencia u oposición. Sería la acción provocada por otra y de efectos contrarios a ella. O bien, la respuesta ante un estímulo.

Solo podemos controlar o determinar la acción que en un momento determinado llevamos a cabo. De modo que, para evitar sufrimientos innecesarios, es imprescindible, tener en cuenta la reacción que obtendremos como respuesta a cualquiera de nuestros actos voluntarios. O ante aquellos estímulos, que en ocasiones mostramos a modo de señuelo, bien para llevar a cabo una conquista o bien para mantener la atención de alguien que nos interesa. 

Es complejo y a la vez simple, nuestras acciones dan lugar a reacciones opuestas, en la misma intensidad de fuerza, que empleamos para llevarlas a cabo.

Resumiendo, es absurdo, esperar que la otra persona reaccione como queremos o como nos gustaría. ya que depende de varios factores, de la acción, del estímulo utilizado y de la fuerza empleada (insistencia).  Esto es parecido a la ley de Murphy, “La posibilidad de que la tostada caiga por el lado de la mantequilla, es directamente proporcional al precio de la alfombra…” 😀 

Que panzás de filosofar me pego, tan solo tengo que ponerlo todo en práctica. Aunque he de decir que escribirlo… me resulta de gran ayuda y mantiene despiertas mis adormiladas neuronas. 

Se admiten propuestas.   -Ana-

Introspección

El tiempo ralentiza la impulsividad y casi casi la frena.

He sido una persona muy impulsiva, sin embargo los años hacen que los pies se anclen al suelo y permanezca estática.

El miedo a la vejez hace que el síndrome de Peter pan se instaure más fuertemente en mi psique. Dicha falta de madurez, me ha hecho en muchas ocasiones cometer locuras con el único fin de disparar la adrenalina y sentirme viva. Con las manos cerradas intento atrapar el tiempo, los momentos, la vida, la juventud. Y cuanto más aprieto los puños, más corre el tiempo. Detesto el tiempo, ese que marca los surcos del rostro, es como la carcoma.

Siempre miro hacia atrás, y me reconforta saber que he hecho las tonterías que me ha apetecido hacer en el momento en el que he querido o podido. Mi crisis de los cuarenta, no es una crisis cualquiera, mis deseos de vivir vienen de tiempo atrás. Con diecinueve años, trabajaba y vivía sola, con veinticuatro me casé, con veintiséis empezaron mis escarceos y hasta la fecha continuo con ellos. El tiempo no se detiene ni para pedir permiso, no te da tregua alguna, y las relaciones sexuales no llegan a personales y no entienden la palabra amistad.

Balance, no compensa emocionalmente. Tiene que ser algo francamente bueno, para que compense. Mi falta de madurez, me ha impulsado a querer vivir rápido pensando en todo momento en todo aquello que me pierdo si me quedo quieta.

Sin embargo los años ponen freno a mi impulsividad y me hacen ser más objetiva y distante.

Las únicas relaciones que realmente llenan son las de amistad desinteresada. En cuanto hay sexo o dinero de por medio, prevalece el interés a la relación personal. -Lilith-

Kafka o Freud? :-D “Ana”

Me gusta escribir acerca de mis sensaciones, expresarlas, darles forma y ser consciente de cada una de ellas, sin tener en cuenta el resultado o la acción. Soñadora,  romántica, ingenua e idealista, escribo de manera exagerada, con un marcado victimismo y dramatismo, más bien, propio de poetas.

Posiblemente no pertenezco a este tiempo, donde los cuerpos se entregan sin reparo y a las almas  se les pone una coraza infranqueable. Donde la locuacidad apremia y la palabra carece de valor. Donde el sonido está a la baja y el silencio… cotiza en bolsa.

Como si de una tesis se tratase, continuo escribiendo. Me apuro en psicoanalizarme, e intento entenderme, sin otro ánimo que el de expresarme y compartir mis emociones, para alcanzar mi propio conocimiento mediante la reflexión.

Dicho recogimiento, me acerca a una realidad: “cuanto más observo, examino y analizo a los demás… más me decepciono y más me decepcionan”. 

-Ana-

Melancolía… existencia humana

Desde que empecé el blog (hace algo así como 3 años) continúo fantaseando con cambiar mi actitud ante la vida. Mi principal pretensión, era y sigue siendo, eliminar de mi vocabulario la palabra “necesito” y frenar,  la persistente búsqueda de la tan ansiada y escasa, felicidad. 

Pues bien, sigo en el mismo punto de partida. Conociéndome, entendiéndome, tolerándome y compadeciéndome. Acostumbrada a vivir en estado intermitente de melancolía, el cual me permite reflexionar acerca de todo lo espiritual y me da creatividad. Pero a su vez, me hace vulnerable, débil e indefensa, apoderándose de mi el hastío y el tedio.  Buscando apasionadamente lo absoluto, perfecto, inaccesible, profundo e interior, en aquellas personas o cosas, que no lo tienen. Pretendiendo entender el verdadero sentido de la vida, me lleva al desencanto y a un vacío existencial. Ansío alcanzar la simplicidad de las cosas.

Mi reflexión es la siguiente:

El coste energético la mayoría de veces es excesivo y no compensa. La búsqueda continua deberíamos reducirla a un mayor conocimiento de nosotros mismos. Demostrando un amor incondicional hacia nuestra persona. Y a partir de ahí, extrapolar ese amor a los demás.

Pienso que la felicidad está en uno mismo, aunque nos empeñamos en buscarla siempre fuera, debido a una falta de amor propio y una baja autoestima. Los procesos de aprendizaje automatizados, no son otra cosa que la costumbre, y la fuerza de la costumbre es mayor que nuestra propia voluntad.

Desaprendemos los conocimientos y las experiencias nefastas, como medida de supervivencia ante nuestro recuerdo. Y ante la capacidad de sentirnos mejor, utilizamos el autoengaño, que es lo más fácil cuando uno no quiere cambiar hábitos.  -Ana-

Delirium

Cuanto más intento conocerme, menos se de mi. Cuanto más me acerco a la idea de cambiar hábitos, menos poder de reacción tengo. Cuanto más me cuestiono, más me quejo y me justifico. Cuanto más me quejo más inmóvil me quedo y más se arraigan en mi las costumbres.

Soy una sucesión de hechos desordenados sin ánimo de cambio ni  modificación alguna. Tan redentora hacia los demás como conmigo misma e incapaz de romper con aquello que hace daño. -Ana-

“El que domina su cólera domina a su peor enemigo.” Confucio

Identificar, Relativizar, distanciarse. Paciencia, tiempo, silencio. Inmadurez, inaceptable, egoismo. Desproporcionado, negativo, fuera de si. Autocontrol!
-Lilith-
 

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

La Brújula

"Lo esencial es invisible para los ojos"

Lizzzbell Peñcar

Sitio cultural, artístico y aventura

EugeCoach

Soy una chica con muchas ganas de superarse. El coaching vino a mi como algo que sabía que cambiaría mi vida. Mi objetivo, mi sueño, mi lucha diaria irá destinado a ayudar a todo aquel que me lo pida.

Poesía de José Tomás Labarthe

En esta web colgaré materiales poéticos que nacen digitales para que no mueran con tanta facilidad

Iconoclasta. La provocación en estado puro

Quisiera que las palabras hicieran daño, dolieran.

Frases y citas celebres

Recopilación de frases y citas celebres. Motivación

Hoy Avui Today

Mis Opiniones, Humor, Relatos, Recetas de cocina, Reflexiones, Salud y Bienestar, Cuerpo y Mente, Informática...Hoy Avui Today es mi día

El Rincón de efe

Vivencias de un contador de cosas.

La Más Feliz del Mundo

Naturopatía, Reiki y Ayurveda en Granada

Reflexiones al borde de los cuarenta

Reflexiones, ideas, pensamientos, poemas, amores y odios.

. . . PINK PANZER KORPS. . .

Poesía, ese extraño perfume que envuelve mi vida en rosa... Poésie, ce parfum étranger qui enveloppe ma vie en rose...

lafuerzadelavida.wordpress.com/

Un lugar en el que recrear las vivencias es posible

BacoyBoca

Bitácora de reflexiones y pensamientos.

Anecdotario de una Vida Inútil, pero Divertida.

Vida, obra y pensamientos de un tipo cualquiera.

Oxiaction y otras Prendas Delicadas.

Relatos y colada poética a secar sin centrifugado previo.

carlosrgmblog

Este sitio WordPress.com es la caña

Cocina3bandas

3 puntos de vista para cocinar

Carabalí

maneras e imágenes

Lleno de contrastes

Mi espacio personal, en el cual sabras sobre mi, mis pensamientos, sentimientos y opiniones.

Soy Neurasténica

(neurótica-histérica)

LABERINTISMO

la poesia no es inutil, es vital jotaedepe@gmail.com

Limonada de lavanda

Decoración artesanal

Y QUE LIMPIE OTRA

Just another WordPress.com site

PUMUKY´s POST

Reflexiones #1

GENTE COSMO

LIFESTYLE - by Esther Herrero

Psicodependencia

Create emancipation / Creando emancipación

___esta boca es mía_________________

-opinión libre y respetuosa con lo respetable de lo humano... y lo divino-

Amets

Dream your life, live your dreams

SmoothShooter

Viajes bajo la mirada de una cámara.

Taína Dalí

Relatos, reflexiones, pensamientos...

BESOS ENTRE BESOS-ELSSA ANA

Otro sitio más de WordPress.com

En Humor Arte

Batido de emociones. Compilado de versos, textos, imágenes y canciones.

Pensando en voz alta...

Cuando los pensamientos forman letras

El café del alba

Dónde las cosas que pasan se ahogan en un buen café. Un lugar dónde las reflexiones, las experiencias la imaginación nos uneny

sumisope

Vivencias del sumiso pe , dentro de la sumisión a su Dueña.

HOYTAPEO

Recetas fáciles y sencillas, tapas, pinchos, los mejores bares para tapear en tu ciudad y mucho más...

Relatos tóxicos

Relatos que modifican algo dentro

José Bocanegra

Cielo de coches estrellados

ProfessorJRuiz

ProfessorJRuiz tiene como propósito dar un poco de mi, compartiendo lo que me apasiona en la vida como lider, profesional; y temas de gustos personales. Entre las áreas que más disfruto está el trabajo en equipo, el liderazgo transformador, la tecnología educacional, la motivación constante; y sobre todo siempre pensar todas las posibilidades fuera de la caja, de lo que estamos acostumbrados. Creo y vivo constantemente buscando la oportunidad de mantenerme aprendiendo, siempre luchando el evitar la mediocridad que nos rodea. Definitivamente nuestro deber es adquirir diversidad de conocimientos y alcanzar nuestras metas.

Media de Bravas

Harder, better, faster y también stronger